La Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España AICE ha donado un lote de mascarillas transparentes para que las utilicen las profesoras y profesores con alumnado hipoacúsico.

El alumnado hipoacúsico que apoya su comprensión en la lectura labiofacial ha visto muy mermado el seguimiento de las explicaciones debido al uso obligatorio de mascarillas. Para solventar este problema, la Fundación Universia y la Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España lanzan la primera campaña de mascarillas comunicativas en centros de enseñanza y universidades.

Esta acción responde a una necesidad que demanda la comunidad sorda y con discapacidad auditiva, para garantizar la igualdad de oportunidades frente a las barreras que se han visto acrecentadas en las aulas, por la pandemia de la COVID-19 y que pone en riesgo de exclusión a estos estudiantes.

Con esta inversión en mascarillas comunicativas, Fundación Universia y la Federación AICE persiguen atender a una necesidad urgente que existe dentro y fuera de las aulas.

Según el informe que aporta esta Asociación, las mascarillas comunicativas cumplen con las normas de seguridad y están aceptadas desde hace 5 años por la FDA norteamericana, pero la normativa española publicada en junio de 2020 no comptempla la posibilidad de que se fabriquen mascarillas con ventana y , por lo tanto, estas mascarillas no pueden certificarse según la Norma Española.

Las mascarillas comunicativas «+com» están fabricadas con 4 capas de tela (2 de TNT y 2 de viscosa) y tienen una ventana de acetato de 9 x 5,5 cm que representa un 20% de la superficie total de la mascarilla.

Para ser homologadas según las normas UNE – 0064 y UNE 0065, las mascarillas han de superar una pruebas de Eficacia de Filtración Bacteriana (BFE) y de Respirabilidad:

EnsayosUNE – 0064UNE – 0065
BFE Eficacia de Filtración Bacteriana> 95%> 90%
Respirabilidad, presión diferencial< 60 Pa/cm2< 60 Pa/cm2

El material textil de la mascarilla cumple las exigencias de la norma española, pero el acetato de la ventana transparente, al no ser transpirable, no supera la prueba de Respirabilidad.

La norma española no contempla la posibilidad de que una mascarilla esté fabricada con dos materiales de diferentes propiedades y asigna la calificación del material menos transpirable a todo el producto. Por eso, las mascarillas comunicativas no pueden obtener la certificación según la Norma Española UNE.

Entre las recomendaciones de uso se indica que, para evitar que la ventana transparente se empañe, se puede frotar por su interior con una pastilla jabón seco o con una gota de Fairy.

Las mascarillas no se pueden lavar en lavadora porque pierden su impermeabilidad. Se deben lavar a mano con detergente y un poco de lejía, aclarando bien para eliminar los restos de estos productos.

Enlace a la web del implantado ( Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España)